To offer you the best possible service this site uses cookies. Cookie Policy & Privacy Policy

Sobre mí

Me bautizaron Silvia Di Raimondo, pero aquí soy Sivy.

Es el sonido que elegí para mí cuando firmé mi primera obra.
Se puede decir que nací junto con esa pintura. O, quizá, de ella.

Si te estás preguntando cómo llegué aquí…

La licenciatura en ingeniería, obtenida en 2013, me liberó de las cadenas del estudio y de la dependencia económica: pude dar rienda suelta a mis deseos de explorar el mundo, y la vida. Fui italiana en el extranjero, en Andalucía primero, y luego en Texas. Exploté las nociones universitarias para la gestión de proyectos complejos de ingeniería. Multipliqué mis competencias en empresas pequeñas y globales; absorbí cualquier noción útil; disfruté de cada oportunidad, abriéndome el camino y creándolo cuando no estaba.

Me desafié...

...Me divertí

sivy

Sin embargo, ni siquiera la energía potencial de quien yo era ha sido lo suficientemente fuerte como para detenerme. A pesar de las posibilidades profesionales y los encantos de la comodidad, el deseo más íntimo, censurado, guardado en mi alma durante mucho tiempo fue y siempre es el mismo: pintar.

El Arte, entendida como acto de creación, siempre ha formado parte de mi vida, de mi identidad. Es la primera, verdadera pasión que haya conocido. Desde que tengo memoria, practiqué las bellas artes en todo lo posible, siguiendo a Maestros y continuando como autodidacta cuando - por necesidad y obligación - mi pasión quedó relegada al tiempo libre.

Hoy, cuando creo, lo hago porque lo necesito.

Lo hago para dejar fluir esa corriente que me llena, a veces de forma violenta e incontrolable, a la que algunos llamarán inspiración. Una sensación de cosquilleo en los dedos y burbujas de champán en el alma, que presionan para encontrar una salida.

Cuando cierro la puerta al mundo exterior, el tiempo toma otra forma y yo existo, sola, en un presente infinito. El Universo, encerrado dentro de mí, está listo para ser escuchado.

Tiempo y energía...

...Concentración.

sivy

Crear despierta y conecta a la mujer salvaje y a la niña soñadora que conviven en mí; me hace sonreír de alegría; me concede el honor de perderme en una gloriosa espiral de ausencia, que me deja espléndidamente satisfecha y feliz. A veces, la participación es tan intensa, maravillosamente única, que mi corazón se desborda de gratitud.

Se empieza siempre con el blanco, y en el vacío se siembra la idea. Y de esa chispa, ni siquiera yo sé qué saldrá. El hacer desencadena un mecanismo de sutiles desequilibrios; se reavivan las emociones y se redescubren los recuerdos, que se elevan desde lo más profundo de mi ser y estallan en la superficie como burbujas de oxígeno. La intuición hace el resto. A veces el tema cambia drásticamente en medio de la obra, como para mostrar una inconsciente y holística evolución.

Desde hace unos años, mis obras avivan una íntima y espiritual conexión conmigo misma. A través del Arte medito: inhalo y exhalo con las manos, a través de un flujo de energía que traspasa la trama y la urdimbre del lienzo, por dentro, por fuera y a través. Y Más Allá.

Pinto emociones...

...y las emociones me pintan a mí.

sivy

El Hoy es un rompecabezas de decisiones arriesgadas, saltos al vacío y repetidos lanzamientos del corazón más allá del obstáculo – dicho italiano.

Y cuando me pregunto por qué lo hago, y qué me impulsa a involucrarme una y otra y otra vez, me respondo con las palabras de Scott Carney, del libro The Wedge:

The point of being alive is to have experiences that make it all worthwhile

Scott Carney ~ The Wedge

Il punto dell’essere vivi è di provare esperienze che ne valgano la pena. Y entonces elijo apostar en mí misma, porque

"Para ser feliz, hace falta coraje"

K. Blixen

silvia di raimondo
sivy

TOP